Con los grandes avances ortodóncicos que se han producido sobretodo estos últimos años, cada vez son más los adultos que recurren a la ortodoncia para mejorar su sonrisa y salud dental. Muchos de nuestros pacientes nos preguntan si realmente existe alguna diferencia entre el tratamiento de ortodoncia para adultos y el tratamiento de ortodoncia infantil. Y efectivamente sí, hay diferencias, pero no son para preocuparse o renunciar a un tratamiento en edades adultas, aunque sí deben ser conocidas.

Principales diferencias entre la ortodoncia infantil y la ortodoncia de adultos

1.Diferente fisionomía

La fisionomía de un paciente adulto es totalmente distinta a la de un paciente de edad temprana, además de que en las primeras edades los cambios se logran más fácilmente que en edades más avanzadas. En niños la duración de un tratamiento ortodóncico es mucho menor.

Durante la niñez, la mandíbula superior son dos piezas separadas de hueso, divididas por la mitad del techo de la boca. Debido a que estas piezas están separadas y aún en crecimiento, podemos usar instrumentos especializados para separarlas y hacer que más hueso crezca en el medio, ensanchando efectivamente la boca y haciendo más espacio para los dientes. En los adultos, las mandíbulas están terminadas de desarrollar y no pueden ser alteradas de esta manera.

Por tanto, una de las principales diferencias es recordar que en los pacientes infantiles los huesos maxilares se encuentran en desarrollo. Sin embargo, los adultos, estos huesos dejan de crecer, lo cual significa que para la correcta alineación dental, en algunos casos se debe recurrir a una cirugía ortognática para mover la mandíbula a una posición más funcional, adecuada y saludable.

diferencias entre ortodoncia infantil y adultos


2.Envejecimiento del tejido en edades adultas

Los huesos también se vuelven más duros a medida que uno envejece, y este envejecimiento del tejido significa que a menudo le tomará más tiempo a un paciente mayor adaptarse al reposicionamiento de los dientes. Estas limitaciones biomecánicas pueden llevar a un proceso más largo y complejo en los adultos que en los niños.

3.Enfermedades periodontales o gengivitis que se padecen en edades más avanzadas

Por otro lado, los adultos son más propensos que los niños a la pérdida de encías o hueso causada por la enfermedad periodontal en fase avanzada o la gengivitis. Esta pérdida dificulta en algunos casos el resultado de la ortodoncia, mientras que en los niños en raros casos existen estos problemas. Asimismo, también podemos encontrarnos con pacientes adultos que han perdido parte de su dentadura o con los años tienen los dientes más desgastados.  Puede ser que, por la carencia de algunas piezas dentales, los dientes se desplacen causando mala mordida o incrementando enfermedades periodontales. Estos problemas sólo se padecen en caso adulto y se debe recurrir también a un tratamiento ortodóntico para corregir el posicionamiento dental.

Recurrir a tratamiento ortodóncico en caso adulto es completamente normal

Existen un porcentaje de adultos que en algún momento de su vida recibieron tratamiento de ortodoncia, pero no completaron dicho tratamiento. También los hay que no tuvieron la oportunidad de recibir este tratamiento de niños. Como adultos, eligen completar su tratamiento de ortodoncia para lograr la sonrisa sana y estética que siempre quisieron.

La práctica también reconoce que los adultos y los niños tienen necesidades diferentes, y requieren un nivel diferente de atención y cuidado. Aunque el tratamiento de ortodoncia para adultos y niños es diferente en algunos aspectos, el objetivo es el mismo: usar el tratamiento de ortodoncia para construir una sonrisa hermosa y saludable para pacientes de cualquier edad. Y si estás considerando mejorar tu sonrisa a través de brackets o Invisalign, ¡podemos ayudarte!

Deja un comentario