¿Qué es el sarro?

El sarro dental, a veces denominado cálculo o tártaro dental, es la placa bacteriana que se ha endurecido sobre sus dientes debido al depósito de minerales sobre la superficie dental. También se puede formar en el borde de las encías y debajo de ellas y puede irritar los tejidos gingivales. En ocasiones presenta un color amarillo y provoca el oscurecimiento de las piezas dentales.

Pero, ¿Por qué tengo sarro si me cepillo los dientes cada día? Esta acumulación de placa bacteriana se debe generalmente a la falta de higiene oral o bien una técnica deficiente o a otros factores genéticos como el ph de la boca o una mala alimentación. En muchas ocasiones puede ser habitual tener un poco de sarro en la superficie del esmalte o bien entre dientes, aunque nos cepillemos a diario y es cuando debemos plantearnos más de una limpieza profesional al año.

Entonces, ¿Cómo prevenir su desarrollo? ¿Se puede eliminar?

Se trata de una película pegajosa y difícil de eliminar, que es el resultado de la acumulación de placa dental y bacterias, y que además de resultar poco estético tiene consecuencias muy negativas para la salud dental puede provocar enfermedad periodental y terminar causando la caída de los dientes.

La prevención es una de las claves para evitar cualquier enfermedad. En el caso del sarro te ofrecemos varias claves para evitar su aparición.

Cepillado dental diario y adecuado. No nos cansamos de incidir en la adecuada higiene dental. Eso implica cepillarse los dientes de manera exhaustiva, recurriendo a cepillos eléctricos si es posible y aplicando colutorios que ayuden a esa profilaxis, necesaria al menos después de cada comida.

Higiene interproximal. Es necesario insistir en zonas sensibles a la acumulación de placa como la línea de las encías o espacios entre los dientes.

Alimentación. Cuidar lo que comemos nos puede ayudar a plantar cara a las bacterias que suelen proliferar gracias a los alimentos azucarados y ricos en almidón.

Acudir al dentista con regularidad. Las revisiones anuales pueden convertirse en un salvavidas a la hora de evitar la aparición de sarro no sólo cuando ya ha aparecido. En este caso el dentista se puede convertir en nuestro aliado para acabar con el sarro o la placa, pero deberemos tener en cuenta que según la gravedad del caso no hablamos sólo de aplicar una limpieza dental profesional sino también de realizar curetajes.

En Nou Dent cuidamos tu sonrisa y la de los tuyos. Ven a vernos, la primera visita es gratuita.

Deja un comentario

Pide cita gratis

Clínica más cercana

Acepto los términos