¿Cuántos tipos de prótesis dentales crees conocer?

La necesidad de recurrir al uso de prótesis dentales atañe a más personas de las que podemos imaginar, pues normalmente tendemos a pensar que sólo utilizan prótesis las personas de la tercera edad y no siempre es así. Sí que es cierto que con el paso de la edad puede ocurrir la pérdida de piezas dentales, algunas patologías o accidentes, que pueden generar la pérdida parcial de la dentadura en personas jóvenes. En este sentido, es importante reconocer que el rostro es lo primero que notan las personas al observarnos y que este se encuentra enmarcado por nuestra sonrisa. De manera que, la falta de piezas dentales puede ser una causa de pérdida de la autoestima –sobre todo en personas jóvenes-, a parte de los problemas de mala oclusión y pronunciación que se agravan mientras más espacios vacíos hay en la boca. Por lo antes mencionado, especialistas protésicos se han dedicado a elaborar distintos tipos de prótesis dentales en la búsqueda de solucionar los problemas de los pacientes de modo sencillo, brindándoles la mayor practicidad en su rutina cotidiana.

Tipos de prótesis dentales

En general, los tipos de prótesis dentales pueden clasificarse en dos grandes categorías, prótesis removibles o prótesis fijas.

La principal diferencia entre ambas radica en que la primera puede sustraerse de la boca mientras que la segunda como su nombre indica, permanece fija e inamovible.

Las prótesis removibles pueden sustituir la pérdida parcial o total de la dentadura. En este caso, la prótesis se coloca en la boca y muchas veces se puede fijar con un pegamento especial para evitar que se suelte del área problema, así como para evitar la acumulación de restos de comida. Este pegamento suele utilizarse con frecuencia cuando se trata de prótesis dentales removibles completas (dentaduras).

Por otro lado, las prótesis fijas son aquellas que pueden sustituir varias piezas dentales perdidas o la totalidad de las mismas -si es necesario- pero que, en contraste con las prótesis dentales removibles, una vez que la persona sale del consultorio médico no puede mover la misma de la boca. Cuando este tipo de prótesis dental tiene como función sustituir una pieza dental, nos encontramos ante la presencia de una prótesis tipo corona, la cual se caracteriza por aprovechar el buen estado de la raíz dental para fijarse sobre la parte superior del diente y asemejar su corona natural.

Por otro lado, cuando la prótesis fija busca aminorar la ausencia de unas pocas piezas dentales contiguas, se trata de un puente, estructura protésica que hace uso de los dientes adyacentes a la región problemática para anclarse y sustituir las piezas perdidas.

Por último, muchas personas son candidatas para colocarse un tipo de prótesis fija que funciona muy bien para sustituir una pieza particular o gran parte de la dentadura sin tener un contacto particular con otros dientes para su correcto funcionamiento. Esta prótesis se conoce como implante dental.

Deja un comentario